Seguridad y domótica

Seguridad y domótica

Para quienes tenemos cerca de cuarenta años en este mundo, los adelantos que vemos en los diferentes campos de aplicación de la ciencia parecen sacados de una revista de caricaturas. Sin lugar a dudas nunca nos esperábamos que los hogares pudieran llegar a ser inteligentes y que operasen enlazados a nuestros teléfonos personales.

Los cerrajeros e informáticos, junto a otros gremios científicos, se unieron para generar otro dispositivo capaz de salvaguardar el interior de tu hogar. Pero, lo hace de una manera bastante peculiar.

Muchas veces nuestras abuelas de seguro nos dijeron que siempre dejemos una radio encendida, o algún televisor, por si llega algún ladrón no vaya a pensar que la casa está vacía en primera instancia y confundirlo. Quédate para que sepas de qué te hablamos…

Kevin llegó para protegerte

Los sistemas de seguridad modernos sin lugar a dudas pueden proteger nuestro hogar. Pero, cuando se trata de nuestra seguridad nunca debemos escatimar. Es por eso que nació este dispositivo de seguridad para el hogar; su funcionamiento es bastante peculiar.

La empresa alemana Mitipi, fabricante de Kevin, cuentan que su dispositivo es un altavoz bluetooth capaz de proyectar sombras, incluso sin estar conectado a internet. ¿Un altavoz que puede proyectar sombras? Parece de ciencia ficción, lo sabemos, pero te contamos cómo funciona. Es dispositivo es configurable al punto de que puedes alternar sonidos y sombras para que la combinación de los mismos puedan dar la ilusión más certera de que, en efecto, hay alguien en caso a pesar de que no exista nadie en el interior.

El altavoz “Kevin” es un dispositivo que reproduce de forma intermitente los sonidos, y los combina con las luces que emite para generar las sombras y siluetas. Depende de una fuente eléctrica para mantenerse operativo mientras estamos fuera de casa, pero a pesar de ello es un dispositivo bastante autónomo una vez que se han configurado correctamente los parámetros deseados.

Sería una broma bastante cruel, pero… Podrías usar a Kevin para fingir que tienes una fiesta genial en tu casa, y que por esa razón decidiste no ir a un sitio al que te habían invitado con anterioridad pero al que no querías ir; cuando en realidad solo estás acostado en tu cama comiendo tu comida favorita y mirando series por internet. Las aplicaciones son infinitas.

Kevin  es un dispositivo bastante nuevo, pese a estar en la gama de las altavoces como Alexa, y cuenta con un potencial enorme en aplicaciones para la seguridad doméstica. Esperemos que puedan incorporar nuevas funciones a sus diseños, así como de modelos con mejor desempeño en materia de autonomía energética.

error: Content is protected !!